Animación de sprites

La animación de sprites consiste en cambiar el diseño gráfico de un sprite, por ejemplo, que un sprite con forma humana mueva las piernas al caminar, o que una nube de humo se expanda o cambie de forma cuando estalla una bomba.

Para conseguir este efecto hay que definir cada una de las formas o “frames” del sprite (64 bytes) y almacenarlas en memoria conforme a lo ya explicado (empezando en posiciones múltiplo de 64 dentro del banco de 16 KB direccionado por el VIC). Posteriormente, hay que modificar el puntero del sprite para que vaya apuntando a cada una de las formas deseadas.

Es decir, un sprite no tiene por qué tener una única forma; puede tener varias y se puede cambiar entre ellas.

En este contexto, la temporización es fundamental. Es decir, normalmente no se podrá cambiar de una forma a otra sin controlar nada más. Habrá que controlar el ritmo de esos cambios para que la visualización sea buena.

Un primer intento para que el ritmo no sea demasiado rápido puede consistir en meter un bucle de N iteraciones que no haga nada especial, simplemente que pierda el tiempo. Enseguida se notará que son necesarias varias ejecuciones del bucle de espera, una después de configurar cada forma. Si el bucle sólo se ejecutara una vez, visualmente predominaría aquella forma/frame configurada justo antes del bucle de espera.

Pero incluso ejecutando el bucle de espera varias veces, después de cada forma, la visualización no será buena. Esto es así porque el microprocesador 6510 ejecuta el programa a la vez que el VIC refresca la pantalla (el VIC refresca la pantalla 60 veces por segundo) y, en función de cómo se entrelace la ejecución del programa y el refresco de pantalla, la visualización puede ser buena o no. En general, si no hay ningún tipo de sincronización entre ambas cosas la visualización será de mala calidad.

Por ello, para que la visualización sea buena es aconsejable hacer algún tipo de sincronización entre los refrescos del VIC y la ejecución del programa por parte del 6510. Por ejemplo, se puede detectar cuándo el VIC está actualizando la línea X de la pantalla y, en ese momento, o cada N actualizaciones de esa línea, cambiar de forma.

Para hacer esta detección (que el VIC está actualizando la línea X de la pantalla), se puede utilizar el registro $d012, también llamado “raster”. El “raster” es, precisamente, el “rayo” con el que el VIC va actualizando la pantalla línea por línea, de izquierda a derecha y de arriba abajo.

Otra forma de conseguir esto mismo es mediante interrupciones, puesto que es posible configurar el VIC para que determinados eventos gráficos, por ejemplo, el hecho de que el “raster” actualice la línea X, genere una interrupción, hecho que se puede aprovechar para, mediante una rutina de interrupción, cambiar de forma el sprite o actualizar un contador, de modo que el sprite cambie de forma cada N actualizaciones.

Animación 3.gif


Programa de ejemplo: Prog34
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s