El equipo de trabajo

Mi C64 era del modelo “panera”. Como comenté en alguna entrada anterior, un buen día le di carpetazo al asunto, y acabó en un armario. Y allí pasó un montón de años hasta que mis padres decidieron regalarlo.

Panera

Una pena, porque hoy en día ese equipo sería una joya de la informática. Como poco valdría 100 o 200 euros. Estoy seguro de que, si todavía lo tuviera, funcionaría perfectamente.

Pero la situación es esa: actualmente no tengo un C64. Pero espero tenerlo en breve. Le estoy siguiendo la pista a varios equipos restaurados y tuneados. Auténticas preciosidades. Podéis encontrarlos en eBay o Wallapop.

De momento tendré que programar con un PC convencional. De hecho, es una Surface con Windows 10, 4 GB de RAM, y 120 GB de disco. Eso sí, tengo instaladas otras dos maravillas de la ingeniería, y ambas gratuitas:

Con CBM prg Studio se puede programar en BASIC y en ensamblador. También se pueden diseñar sprites, pantallas, y juegos de caracteres a medida. Y se puede integrar con VICE, de modo que lo programado en CBM prg Studio se puede probar en aquel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s